Transformando su Idea en Realidad – Paso III

PASO 3 – Desarrollando Productos

Una serie de seis pasos para lanzar su propio negocio

Continuamos nuestra serie de seis pasos para lanzar su propio negocio entendiendo bien la necesidad de tener un plan operativo y una firme idea de lo que va a vender en dado mercado. Al fin y al cabo, no estaría aquí sin algo competitivo que ofrecer. En esta sección, sin embargo, nos enfocaremos en pulir todos los detalles de su línea de productos. Repasaremos lo importante que es identificar los productos exactos que ofrecerá, nivel de calidad, costo, adquisición, almacenaje, y también las regulaciones en relación a dichos productos. ¿Listo para desarrollar su línea?

Identificar los Productos en Su Línea

¡A investigar se ha dicho! Regresemos a la parte más fundamental de lanzar cualquier negocio. Hoy en día, hay un sinfín de recursos a su alcance, tal como el internet, ferias comerciales, asociaciones industriales y diversos medios de comunicación (especialmente revistas y anuarios que proveen estadísticas sobre la industria con listas de empresas organizadas por sector). La mayoría de estos recursos lo pueden poner en contacto con fabricantes y distribuidores de productos.

Compare y analice los proveedores según su calidad y gama de productos. Para el sector alimenticio, esto significa ¡degustar y probar! Planee una visita o solicite muestras de los productos para mejor entender que es lo que le estará ofreciendo a sus propios clientes – un chef nunca sirve algo que no haya probado por sí mismo y degustado varias veces. Adicionalmente, averigüe bien lo que podrá comprar durante el año ya que hay muchos productos que no se necesitan inicialmente pero que serán críticos en otras temporadas. Busque comprar de un solo proveedor. Puede ser costoso comprar de múltiples proveedores y normalmente resulta en inconsistencias.

Escuche las recomendaciones del proveedor. Según ventas previas y los comentarios de otros clientes, ellos sabrán que productos tienen mayor éxito. Sin embargo, no se base totalmente en ventas, sino considere otros variables que también afectarán lo que va a ofrecer – tal como los gustos de la región y días feriados. Use un calendario para planear lo que servirá cada mes, e incluya una lista de los productos que definitivamente quiera incluir, y los que quizás quiera añadir en el futuro.

Comprenda bien la preparación de los productos que desea comprar. En nuestra industria, hay una gran cantidad de métodos diversos, máquinas y otros factores que afectan la preparación del producto, así que identifique desde el principio lo que funciona mejor para usted y pruébalo cuantas veces pueda. Acuérdese, la calidad y la consistencia hacen que los clientes regresen a su negocio. La mayoría de las compañías ofrecen demostraciones y capacitación, así que tome provecho de estos servicios para mejor entender lo que se requiere para desarrollar el producto final que le venderá al público. El International Training Center de PreGel ofrece una gran variedad de programas que le permiten al estudiante recibir instrucción práctica y probar los diferentes tipos de maquinaria en la industria.

En cuanto haya entendido la preparación del producto, el próximo paso es elaborar cada uno y desarrollar una descripción para compartir con los clientes – incluya porque lo deben comprar o que lo distingue de los demás. Este ejercicio le ayudará a mejor desarrollar su producto y evaluarlo para incluirlo en su línea. Si no puede describirlo en papel, sus clientes también tendrán dificultad en entenderlo.

Adquisición y Análisis de Costo

Ahora, tiene los productos que quiere usar para lanzar su negocio, pero debe estar dispuesto y poder pagar por ellos. El análisis de costo es bastante importante e incluye también el costo de adquisición, flete, preparación, mano de obra y frecuencia de compra requerida.  Es crítico comparar los precios de un proveedor, pero vale la pena gastar un poco más por algo de alta calidad. Cuando evalúe precios, fíjese también en el costo por peso y medidas, ya que muchas veces yacen diferencias según la cantidad o el empaque.

El tiempo de elaboración y mano de obra también le costarán algo. Un producto que requiere más tiempo en términos de trabajo puede ser menos costoso que un insumo listo para usar– pero cuando tome en cuenta el costo de la mano de obra, el precio puede ser comparable. La clave aquí es su forma de ver las cosas. Es necesario comprender el panorama entero – ciertos productos requieren equipos especializados y una preparación costosa, mientras otros requieren mínima preparación pero a un costo inicial elevado.

El flete también debe ser considerado ya que muchas compañías cobran por distancia. Pida un documento con las políticas de compra, envíos y devoluciones. Pedidos de entrega inmediata casi siempre son más costosos.  En general, debe evaluar todas las políticas del proveedor porque muchas veces hay compras mínimas para cumplir o descuentos para pedidos al por mayor. Con esta información, podrá tomar decisiones estratégicas y ahorrar dinero.

Cuando decida con qué frecuencia comprar, considere también la vida útil del producto. Al saber la vida útil de los insumos y el producto final, podrá mejor evaluar cuanto le rendirá cada uno. Adicionalmente, mantenga un inventario actualizado de sus productos, dándose suficiente tiempo para reabastecer su negocio y anticipar productos que estén fuera de stock. Gastos pueden ocurrir inesperadamente y por lo tanto es crítico planificar hasta el último detalle posible.

Almacenaje

Es bueno ofrecer una amplia gama de productos, pero debe preguntarse si tiene campo suficiente para almacenarlos. Claro, siempre se ahorra con descuentos por cantidad, pero no cuando se vence el producto por estar mal almacenado. Según el espacio que tenga, necesitará planear estratégicamente para almacenar sus artículos; ciertos productos deben ser puestos en lugares elevados y cerrados, mientras otros requieren temperaturas especiales. Recuerde, la vida útil de un producto está basada en un almacenaje óptimo. De lo contrario, se verá lidiando con producto vencido mucho más antes de lo anticipado.

Legislación & Regulaciones

Este es un área que muchos emprendedores no consideran cuando desarrollan su línea de producto – muchos piensan que si se puede distribuir también se puede vender. Existen muchas leyes a nivel estatal y regional que regulan la venta de productos lácteos según su clasificación y preparación. Hable con un asesor comercial con amplio conocimiento en las leyes de su región para evitar cualquier problema al vender su producto. Al fin y al cabo, si no cumple con las leyes, corre el riesgo de que le cierren el negocio. Tome su tiempo investigando todo – querrá tomar decisiones informadas en cuanto a los productos que le traerán éxito a su negocio.

Su oferta de productos es la esencia de su negocio, porque sin ellos no tendrá nada. Desarrollar una línea de productos es crítico, consume mucho tiempo, y requiere bastante investigación; pero verá que vale la pena cuando empiezan a entrar clientes por sus puertas.