¿Qué Saborizante Usar?

Concentrados, pastas, polvos, purés y extractos… ¿Qué significan? Estos productos son conocidos en toda la industria de la heladería y pastelería, sin embargo elegir la mejor alternativa puede llegar a ser un poco complicado al emplearlos en la elaboración de postres. A continuación explicaremos cada tipo de saborizante para tener una mejor idea a la hora de elegir la mejor alternativa.

Concentrados

Los concentrados, como lo indica su nombre, son saborizantes concentrados a base de glucosa que tienden a contar con una textura líquida y la mayoría de las veces son sabores de fruta, aunque también existen los concentrados con sabores de crema. Su consistencia concertada ofrece un sabor natural y fácil de utilizar en recetas para dar sabor a cualquier masa, batido, crema, betún, gelato y frozen yogurt, entre otros postres. Debido a su concentración, solamente se requiere una pequeña cantidad para dar sabor, maximizando el rendimiento del producto. Más sin embargo, los concentrados no son los productos con la vida útil más extensa.

Pastas

Las pastas son similares a los concentrados, sin embargo a diferencia de estos, son creados a partir de emulsiones o incorporación y no tienen una presentación tan concentrada. Por lo general, contienen sabores de la familia de los frutos secos, chocolate, y coco. Las pastas pueden contener pedazos y son generalmente más espesas que los concentrados. Las pastas son fáciles de utilizar y dan un sabor completamente natural al gelato, frozen yogurt y postres de pastelería. Sin embargo, las pastas no pueden ser empleadas en la elaboración de merengues porque contienen demasiadas grasas que no se incorporan fácilmente. Las pastas y los concentrados son esencialmente lo mismo, solamente siendo los tipos de sabor y el grado de concentración las diferencias más notables.

Polvos

Los sabores en polvo son todavía más concentrados que los mismos concentrados y también son empleados en recetas similares ya que también contienen sabores naturales que son fáciles de aplicar. Los polvos son no perecederos y pueden ser utilizados en climas extremos de frío o calor sin perder ninguna intensidad de sabor además de ser consistentes en términos de sabor y balanceo. Ya sea que implemente un saborizante en polvo o un concentrado o una pasta es preferencia personal y disponibilidad en su cocina.

Purés

Los purés son saborizantes espesos de fruta utilizados en sorbetes, gelatinas, mermeladas y compotas. Los purés consisten en una mezcla de fruta con azúcar y alrededor de 90 porciento de agua. Presumen de un sabor muy natural y por lo general contienen pulpa o trozos de la fruta de la que están hechos. No obstante, el sabor de los purés puede llegar a ser inconsistente y no siempre alcanza a ser lo suficientemente fuerte debido a dilución creada en ciertas recetas, consiguiendo así un resultado demasiado liquido en ciertos postres.

Extractos

Los extractos son los saborizantes de concentración más elevada y por lo general son hechos a base de alcohol. No ofrecen un sabor natural, pero son buenas alternativas para pasteles que requieren un equilibrio delicado de sabor. Los extractos cuentan con una caducidad limitada y su intensidad de sabor puede disminuir con el tiempo al ser expuestos a altas temperaturas. Por lo general, los extractos requieren la incorporación de endulzantes para obtener un sabor agradable.

En conclusión, cualquier tipo de saborizante que usted escoja puede ser empleado en heladería y pastelería para obtener un buen sabor. La prioridad es mantener el estándar y consistencia en los postres ofrecidos. Es importante utilizar los mismos ingredientes una vez que estos sean elegidos para que el consumidor continúe recibiendo la misma calidad y sabor cada vez que visite su negocio. No solo considere la intensidad del saborizante, pero también la vida útil del producto. Estas sugerencias son simplemente un punto de partida en su búsqueda por el mejor saborizante para su negocio. Para más información, favor de enviar un correo a info@pregelcolombia.com.