Nitrógeno Líquido: Una Gran Innovación en el Mundo del Helado

Cuando escucha las palabras nitrógeno líquido, su mente instantáneamente comienza a pensar en un laboratorio científico. Sin embargo, hoy en día, chefs y empresarios están introduciendo el nitrógeno líquido en  un lugar conocido por todos, la cocina. Este elemento de curiosas características que a su vez es un recurso natural, se utiliza en diversas fuentes de ingresos como cócteles, crispetas y hasta postres; especialmente los postres fríos. En el área de los helados, éste concepto de fabricar helado usando nitrógeno líquido no sólo ha surgido en lugares como Europa, Estados Unidos, pero también por Latinoamérica y se considera como una de las nuevas tendencias en la industria alimenticia.

Por increíble que le parezca ésta innovación, es un concepto muy simple. Se trata de utilizar el nitrógeno líquido para congelar la base del helado, creando un producto final de consistencia suave y cremosa que se puede personalizar de manera instantánea al gusto del cliente. El nitrógeno líquido es una versión incolora y sin el olor del gas de nitrógeno, que por su temperatura fría puede existir en forma líquida. Cuando se combina con una base de helado, en pocos segundos actúa como un agente de congelación y crea un helado más suave que si se usaran otros métodos tradicionales de producción. Su textura se debe a la manera rápida en la cual se congela, ya que mientras más rápido se congele el helado, más pequeños serán los cristales de hielo. Los negocios que usan este producto, no sólo proveen algo diferente pero a su vez, un espectáculo para el cliente. Imagínese, pedir un helado en un lugar donde el diseño es moderno, todo el equipo de producción está expuesto y su alrededor está lleno de humo, todo esto proporciona la sensación de un entorno futurístico y científico.

Además de ser una tendencia completamente diferente de todo lo que hemos visto en el ámbito de postres, este concepto también tiene otras ventajas muy competitivas en la industria alimenticia. Su proceso de producción lo hace algo cautivador e innovador ya que favorece a los consumidores en términos de personalización, dado que eligen su base (por lo general una base tradicional, base de yogurt o base sin azúcar), sabor, toppings, rellenos y hasta el color. El resultado, es una copa de helado personalizada a cada gusto, lo cual dejará a más de uno anonadado.

Heladerías que han optado por utilizar el nitrógeno líquido están emergiendo en los Estados Unidos y Latinoamérica. En  el 2012 en la Florida, EE.UU., Chill-N comenzó a utilizar el concepto y lo llevó a la parte científica ofreciendo un menú basado en la tabla periódica ofreciendo muchos sabores y combinaciones. En Brasil en la ciudad de Sao Paulo, Icenow Sorvetes Artesanais afirma ser la primera tienda con este concepto y de esta manera otros negocios han estado apareciendo por el Sur y otras regiones. De la misma forma,  en Colombia, Nitro 7 ha sido la primera en introducir éste concepto y otras franquicias internacionales han abierto sucursales por todo el país.

Ésta nueva tendencia de usar nitrógeno líquido está tomando fuerza y está creciendo tanto a nivel nacional como mundial, y está demostrando ser un negocio viable por más que en el momento de producción requiera más mano de obra. Con un aire innovador, composición natural e infinitas combinaciones de sabores, es un concepto que merece ser tomado en cuenta y aún mejor, probarlo.

Si quiere conocer más sobre como puede diversificar su negocio usando nitrógeno líquido, haga clic aquí para ver nuestros cursos especializados.